loader image

BLOG

Categorías

Destacados

Testamento por epidemia – ¿Qué es?

testamento por epidemia

Después de todo lo ocurrido por la pandemia de la COVID-19, nos empezamos a preguntar si era posible poder realizar un testamento por epidemia de forma excepcional. Sin ir a ver a un notario, ya que en una epidemia como la vivida, no era factible. El testamento, en circunstancias normales se entrega ante un notario, pero encontramos una sorpresa en el artículo 701 del Código Civil:

«De forma excepcional, el testamento puede otorgarse únicamente ante testigos en caso de epidemia o pandemia.»

Estamos, por lo tanto, ante un testamento excepcional que solo puede realizarse si el testador no tiene posibilidad de efectuarlo ante notario. Ahora bien, la dificultad debe ser razonable y racional. El testamento por epidemia puede estar redactado por el testador o por los testigos. Y si tampoco es posible, puede realizarse incluso de manera oral, grabando un audio o vídeo que se entregue ante el notario. Si no existe ningún problema o es un acto coaccionado, podrá hacerse en el mismo domicilio.

Requisitos del testamento por epidemia

  • Declaración formal por parte de las autoridades sanitarias nacionales e internacionales de epidemia o pandemia. Por ejemplo, a partir del 14 de marzo de 2020 cuando la OMS (Organización Mundial de la Salud) declaró de forma oficial la pandemia.
  • El testador ha de estar en su cabal juicio a la hora de realizarlo.
  • El testamento será válido aunque tiempo después el testador pierda sus capacidades mentales.
  • Si no es realizado libremente, el testamento no será válido.
  • Se requieren tres testigos mayores de 16 años.
  • Los testigos deben conocer el idioma del testador.
  • Los testigos deben tener juicio suficiente para poder desarrollar su cometido,
  • Los testigos tienen que estar presentes de manera simultánea en el momento de la formalización del testamento.
  • Los testigos tienen que conocer al testador pero no pueden ser herederos ni cónyuges ni parientes hasta el 4º grado de consanguinidad. Por eso siempre suelen ser amigos.

Validez del testamento por epidemia

Este testamento solo tendría vigencia hasta que terminara la epidemia o pandemia. Cuando ésta finaliza, si no ha fallecido la persona, la duración del testamento es de 2 meses. Pasado este tiempo, deberá realizar un testamento normal si quiere que siga siendo válido. Si la persona fallece, el testamento por epidemia tiene que presentarse ante notario con un máximo de 3 meses después del fallecimiento.

Inconvenientes del testamento por epidemia

En el caso de que 1 de los 3 testigos fallezca o no quiera estar presente ante el notario, el testamento podría invalidarse. Pasa lo mismo si los testigos se contradicen entre sí. El notario podría validar en este caso solo en lo que estén de acuerdo.

Excepciones del testamento por epidemia

Este tipo de testamento no se puede realizar en todas las comunidades autónomas, ya que el Código Civil Catalán prohibe este tipo de testamentos en Cataluña.

Síguenos en: 

Categorías

Destacados