loader image

BLOG

Categorías

Destacados

Síntomas físicos del duelo

síntomas físicos del duelo

Seguro que más de una vez has escuchado la frase de «estoy tan triste que me duele el corazón». Durante las épocas de mayor tristeza, o durante el duelo, el cuerpo experimenta una serie de síntomas físicos, por lo que la frase mencionada anteriormente no es ninguna exageración.

Además de lo que sentimos a nivel emocional, físicamente nuestro cuerpo también se ve afectado por la pérdida de un ser querido. Entre los síntomas más habituales, se encuentra el dormir demasiado o, por el contrario, dormir muy poco. Estos puntos tan contrarios, tienen una explicación, y es que, mientras unos prefieren dedicar su tiempo a dormir para aislarse completamente de la realidad, otros son incapaces de conciliar el sueño porque no dejan de pensar en la terrible situación que están viviendo.

Otras reacciones opuestas, son la intranquilidad y la hiperactividad. Dependiendo de la persona, podemos sentir que nuestro cuerpo necesita estar todo el día sin hacer nada ya que no tenemos energía, mientras que otras personas tienen que estar activas en todo momento, pero son incapaces de concentrarse durante mucho tiempo en una misma actividad y necesitan ir variando constantemente.

Más síntomas físicos bastante habituales, son sentir una gran presión en el pecho. Es importante recordar que, durante el duelo, nuestro organismo está haciendo un gran esfuerzo por sobrellevar la situación, puesto que está experimentando sensaciones que no son habituales. Al mismo tiempo, es normal tener sensación de tensión y agotamiento, ya que inconscientemente nos encontramos en constante alerta.

Mareos y falta de aire, dificultad para respirar, sentir que cualquier estímulo es molesto y debilidad, son otros de los síntomas físicos del duelo. También lo es no saber muy bien en qué día y hora te encuentras, especialmente si ha sido una persona muy cercana a nosotros.

Nuestro sistema inmune se debilita durante esta época, por lo que podemos ser más propensos a enfermar.

Es importante estar atentos a lo que sentimos físicamente durante el duelo sin alarmarnos, estamos pasando por un momento duro y es normal que nos encontremos mal. Nuestro cuerpo nos avisa que está intentando procesar algo complicado, por lo que necesita el máximo mimo. Ahora bien, si el malestar se agrava y dura demasiado tiempo, o crees que no puedes soportarlo, lo mejor es acudir a un profesional que nos ayude a superarlo poco a poco.

Si llegamos al punto de sufrir ansiedad, ataques de pánico o fuertes mareos, es primordial no esperar más y pedir ayuda.

Si estás pasando por el proceso de duelo, desde Funeraria Magdalena queremos transmitirte todo nuestro apoyo. Es una etapa complicada y esperamos de corazón que la atravieses de la mejor manera posible.

Nuestros seres queridos siempre vivirán en nuestros recuerdos ❤️

Síguenos en: 

Categorías

Destacados